Dat Veniam Corvis, Vexat Censura Columbas


"La censura es complaciente con los cuervos y severa con las palomas". La cita procede de las Sátiras de Juvenal (Sátiras, 2, 63) y pone de relieve el vínculo entre el poder y las restricciones a la libertad de expresión. Mientras que los poderosos son libres para exponer sus opiniones, los más débiles se enfrentan a menudo a una censura inmisericorde.


Ahora bien, en el siglo XXI la cuestión es dilucidar cuál es el poder condescendiente con los cuervos y severo con las palomas. La extensión del espacio público, especialmente a través de las redes sociales, unido a la disponibilidad de medios de comunicación (prensa, radio y televisión) por parte de partidos políticos, asociaciones varias y grupos de presión, hace que ese poder no tenga por qué identificarse necesariamente con los gobernantes.


La presión social, sobre todo por parte de determinados grupos de opinión muy inclinados a la idea de "pensamiento único", da lugar a que la censura social (como la cultura de la cancelación) represente hoy un notable riesgo para la libertad de expresión.


La Constitución española establece en su artículo 20 que dicha libertad se ejercerá sin censura previa; pero esta previsión sólo impide que los poderes públicos la controlen "ex ante". No impide por tanto la censura social que casi siempre acaba conduciendo a una forma no menos nociva de limitación de la libertad de expresión: la autocensura.


De estas y otras muchas cosas trataremos en este blog.


Sirva lo presente a modo de presentación.



40 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo